Entrenamiento Intervalico en el Corredor

El entrenamiento intervalico consiste la utilización de intervalos de esfuerzo cardiovascular de forma repetida, el grado de esfuerzo es superior al que realizamos en el entrenamiento continuo.

Como este tipo de entrenamiento consta de intervalos, se combinarán períodos de descanso con períodos de trabajo, a esto se le denomica ciclo.

En el entrenamiento intervalico, el corredor extrae energía de la vía aeróbica, aunque en ocasiones consigue energía mediante la vía anaeróbica. Esta es una de las ventajas de este tipo de entrenamiento, el poder de combinar tanto una vía como otra.


Si tu condición física no está preparada para realizar intervalos de esfuerzo cardiovascular es ideal que empieces por el juego de carreras para habituarte. El juego de carreras consiste en aumentar el esfuerzo cardiovascular en intervalos, que no el ritmo, ya que hay gente que un ritmo le supondrá un esfuerzo físico y otro ritmo le supondrá a otros otro esfuerzo. Tras finalizar el intervalo debes descansar durante el tiempo que consideres suficiente como para realizar el siguiente intervalo.

Dependiendo del nivel de exigencia, si llevamos a cabo las series de manera dura o muy dura tendremos que descansar lo suficiente como para realizar el resto del entrenamiento sin problemas. Si el intervalo dura de 2 a 3 minutos, en vía aeróbica, debes tener en cuenta que el descanso debe ser igual, es decir, de 2 a 3 minutos.

Es importante que en un mismo día no se realicen más de 5 ó 6 ciclos. Recuerdo que un ciclo consistía en realizar un intervalo de esfuerzo aeróbico o anaeróbico y uno de descanso.

Si trabajamos en el ritmo aeróbico debes tener en cuenta que se descansa tanto tiempo como hayas tardado en hacer el intervalo de esfuerzo, por otro lado, si permanecemos en la vía anaeróbica es recomendable descansar tres veces más de lo que hayamos tardado en hacer el intervalo.