Ejercicio aeróbico (1)

Ya hemos hablado de la alimentación, en especial las vitaminas , también hemos hablado de las pesas en el entrenamiento físico y, por último, hemos repasado los método para quemar grasa que no son útiles. Hoy repasaremos el ejercicio aeróbico, es decir, aquello que nos hará quemar la grasa de forma eficiente.

El ejercicio aeróbico más conocido es el running o carrera continua. Las personas con obesidad mórbida debido a su incapacidad para ejercitar el ejercicio físico mencionado se les recomienda cambiar su alimentación de manera radical y caminar o hacer ejercicios físicos de no muy alto requerimiento físico. Sin embargo, las personas con 'kilogramos de más' se les recomienda el ejercicio aeróbico con una intensidad del 50-70 % de nuestras posibilidades y una duración aproximada de entre 30-45 minutos.

Os preguntaréis, ¿cómo sé yo a que intensidad estoy corriendo? Es muy fácil, una fórmula muy utilizada nos dice que la frecuencia máxima cardiaca (FCmax) = 220 - Edad de la persona en cuestión. Pongamos un ejemplo, imaginemos que mi edad fuese de 31 años, teniendo en cuenta ello nuestra frecuencia cardiaca máxima será de 189 pulsaciones por minuto (220-31). Si mi altura fuese de 1,80 centímetros y mi peso rondase los 95 kilogramos, siendo muchos kilogramos grasa en vez de músculo. Suponiendo que mi peso debe ser rebajado en torno a 15- 20 kilogramos, la carrera continua sería un deporte magnífico para rebajar mi peso. Al haber calculado mi frecuencia cardiaca máxima y teniendo, en cuenta que, debemos trabajar entre el 50-70 % FCmax mis pulsaciones idóneas oscilarían entre 95-133 p/m. A los 25-30 minutos de carrera continua empezaremos a quemar grasa si no sobrepasamos en exceso las pulsaciones indicadas, si las sobrepasamos y llegamos, por ejemplo, a las 170 p/m estaremos trabajando en la la vía anaeróbica láctica, no en la aeróbica como deseábamos en un principio.